Trucos para mantener a los gatos alejados de las plantas de casa o del jardín

Trucos para mantener a los gatos alejados de las plantas de casa o del jardín | Hora Gatuna

A los gatos les encantan las plantas, tal es su devoción por ellas que en muchos casos se las llegan a comer y esto puede ser peligroso para su salud, además de que nadie quiere que su gato se come las plantas de la casa o del jardín.

Como cuidadores de un gato no gusta tener que estar cogiendo a tu gato y alejarlo de una planta. Es un gestio algo violento y que preferiríamos no tener que estar haciendo cada 2×3.

Si has llegado a este artículo entendemos que que ya sabes que tipos de plantas son venenosas para tu gato, pero en caso de que no lo sepas tenemos este enlace en el que puedes consultar las plantas que peor le pueden sentar a tu gato en caso de ser ingeridas.

A continuación te sugerrimos algunos trucos, consejos y/o remedios naturales que actúan como repelentes de gatos para que puedas mantener a tus gatos alejados de las plantas de la casa.

Aceites esenciales

Algunos aceites esenciales no son apreciados por los gatos debido a su fuerte olor y, por lo tanto, pueden utilizarse para mantenerlos alejados de las plantas. Puedes preparar bolas de algodón para colocarlas en la base de las plantas en maceta.

Estas bolas deben ser empapados en aceites esenciales de romero, citronela, naranja, canela o lavanda. El remedio también es válido para los espacios de la casa, como los muebles y armarios.

Botellas de agua

En la entrada del jardín o cerca de las plantas a proteger, se pueden colocar botellas de plástico transparente llenas de agua. Parece que a los gatos les molestan los reflejos brillantes que pueden aparecer en las botellas, especialmente cuando son golpeados por los rayos del sol. Otros afirman que es la mera vista del agua lo que asusta a los gatos. Ya que el remedio es muy simple, no hará daño intentarlo.

Hierba gatera

La hierba gatera parece haber sido creada especialmente para los gatos, que la aman de manera especial. A muchos gatos les gusta mucho. Además, la hierba gatera puede ayudar a sus cuerpos con la digestión.

¿Cómo utilizar la hierba gatera para mantener a los gatos alejados de otras plantas? Colocando una maceta de hierba gatera en el jardín o en el balcón, para que los gatos se sientan atraídos por su hierba favorita y no por otras plantas.

Rociadores de hierbas

Algunas de las hierbas más útiles para mantener a los gatos alejados de las plantas de forma natural son la lavanda, la pimienta y el romero. Puedes usarlos para preparar una infusión, dejarla enfriar y rociar las plantas, incluso directamente en las macetas. Las plantas no se dañarán y los gatos se alejarán por el olor que les resulta insoportable.

Plantas aromáticas repelentes

El cebollino, ajo, limoncillo, romero, ruda y lavanda son plantas cuya presencia es muy común en jardines y huertas. Estas plantas son verdaderos repelentes para los gatos. Si quieres tener a un gato alejado de tu jardín o alguna zona de la casa puedes probar poniendo alguna planta de este estilo.

Alimentos repelentes

Algunos alimentos no son del agrado de los gatos por su olor o sabor. Los gatos no se acercarán a los lugares de su jardín o balcón donde haya colocado pequeños cuencos o platillos con ramitas de romero, chiles y pimientos secos.

Los granos de café

Los gatos no pueden soportar el olor del café. Puedes usar los granos de café para espolvorear en platillos para colocarlos debajo de las plantas, o pequeños tazones para colocarlos cerca de las macetas en el balcón.

En este caso es mejor no utilizar café fresco. Es mejor utilizar los posos de café recuperados de la cafetera. Su olor es más intenso y tendrá un mejor efecto para mantener alejados a los gatos de las plantas.

Coleus canina

El Coleus canina, también conocido como Plectranthus caninus, tiene la reputación de ser una planta repelente tanto para perros como para gatos.

Es aconsejable plantarlo en su huerto, en su jardín o en macetas para mantener a las mascotas alejadas de los lugares que desea proteger. Su eficacia se debe al olor muy desagradable que desprende cuando está a la luz directa del sol o cuando se frota.

Mantillo, piñas y guijarros

Los gatos normalmente tratan de llegar a lugares en el jardín o en el huerto donde se pueden cavar agujeros. Si quieres evitar que los gatos se acerquen a las plantas delicadas, intenta no dejar tierra suelta alrededor de ellas.

Para evitar este comportamiento es bueno que cubras esta arena o tierra con guijarros o mantillo hecho de materiales naturales. Para las plantas en maceta se pueden utilizar piñas de pino.

Cáscaras de cítricos

A los gatos no les gusta el olor de los cítricos. Por lo tanto, puedes usar sus cáscaras como repelentes. Guarda las cáscaras de los limones, mandarinas y naranjas, para usarlas frescas o dejarlas secar, y colócalas entre las macetas o en los puntos más críticos de la huerta o el jardín.

Los gatos al percibir estos olores se alejarán de las plantas y las dejarán crecer con total tranquilidad.

Comentarios