Caja de arena para gatos DIY: Así se hace la arena para gatos casera

En este post te contamos como hacer una arena para gatos casera que no tenga nada que envidiar a las que se compran en la que se vende en las tiendas.

Caja de arena para gatos DIY: Así se hace la arena para gatos casera | Hora Gatuna

Entre las cosas más importantes para cuidar a un gato está el arenero. Este proporciona al gato un lugar limpio y confortable para hacer sus necesidades sin ensuciar el resto del entorno.

Hay varios tipos de arenas en el mercado para satisfacer todas las necesidades y bolsillos. Las hay que se compran por debajo del euro y algunas que pueden llegar a costar 5€ el paquete.

En el siguiente post de contamos que tipos de arena para gato existen y cual es la que mejor se adapta a tu gato.

Sin embargo, es posible fabricar su propia caja de arena para gatos, tanto para ahorrar dinero como para reutilizar objetos y materiales ya presentes en la casa o de los que conoce mejor el origen y la composición.

Algunas sustancias químicas presentes en los paquetes de arena que pueden comprar en una tienda pueden ser perjudiciales para tu gato y para el medio ambiente.

En este artículo explicaremos cómo hacer una arena para gatos en casa, de forma ecológica y sin incurrir en gastos que guste o no al final acaban sumando a final de mes.

Requisitos básicos para crear arena para gatos casera

En primer lugar, es importante que la caja de arena para gatos sea lo suficientemente grande como para acomodar cómodamente a su gato durante las diversas etapas de su crecimiento.

Un recurso útil es elegir un recipiente fácilmente lavable, como una bandeja de basura, un tazón, una papelera o un contenedor de plástico para la ropa sucia.

Arena natural

La arena natural es la que podrías recoger en la playa, puede ser una opción económica pero, como no es muy aglomerante, debe reemplazarse a menudo; además, podría contener huevos de pulgas u otros parásitos y, por lo tanto, es una buena idea comprobar cuidadosamente su origen.

Hojas de periódico u otro papel reciclado

Otra alternativa a la arena para gatos casera es el papel reciclado. Aunque te harán falta grandes cantidades de papel para poder abastecer a tu gato.

1.- Cortar un periódico en tiras. ¡Si tienes una trituradora de papel será aún más fácil!

2.- empapa el papel en agua caliente con el jabón para platos. Drenarlo y volverlo a remojar para quitar la suciedad y la mayor parte de la tinta.

3.- Añade el bicarbonato de sodio uniformemente a la mezcla. Tengan cuidado al hacer esto para evitar disolver completamente el papel, que ya será muy frágil. El bicarbonato de sodio se utiliza porque es un excelente remedio para el control natural de los olores.

4.- Escurrir la mezcla y dejarla secar. Es posible que necesite escurrirlo para eliminar el exceso de agua. La hoja será de color grisáceo y se dividirá en bloques arrugados y empapados. Deje que se seque completamente antes del siguiente paso (puede tardar unas horas).

5.- Una vez seco, desmenuce el lecho en trozos más pequeños, similares a los del gato y úselos para su propósito.

Serrín

si no es demasiado fino, es una excelente solución porque además de ser bastante aglomerante y por lo tanto tener grandes propiedades absorbentes, también es un material limpio. Además, la madera de la que está hecha tiene un olor característico que tiende a cubrir el olor de las necesidades del gato.

Comentarios