Cómo saber si mi gato tiene fiebre

Los gatitos también se ponen enfermos. Si detectas que tu gato podría tener fiebre es importante tomar la temperatura y acudir al veterinario en caso de ser superior o inferior a lo habitual.

Cómo saber si mi gato tiene fiebre | Hora Gatuna

Has cogido a tu gato en brazos y has detectado que está muy caliente? Podría tener fiebre. Te contamos como hacer para ver su temperatura corporal. El primer paso es ser conocedor de la temperatura corporal de los gatos y luego procederemos a medir la temperatura del felino.

Temperatura corporal habitual en los gatos

La temperatura de los gatos es ligeramente superior a la de los humanos. Los gatos adultos suele tener una temperatura que está entre los 38 y los 39 grados. Por contra los gatos mas jóvenes pueden tener una temperatura un poco más elevada que puede alcanzar los 39.5 grado.

Si tu gato está por debajo de los 37.5 grados o por encima de los 40 grados acude inmediatamente al veterinario ya que tu gato estará en un serio problema.

Así debes medir la temperatura corporal de tu gato

Para medir la temperatura de fu felino puedes hacerlo tomándola desde las axilas, desde las orejitas o desde el recto. La primera es un poco menos precisa pero es menos agresiva y la primera es un poco más agresiva pero por contra es mucho más eficaz.

Tomar la temperatura en las orejas de las axilas

Es el método menos fiable de los tres que vamos a proponer pero es el que el animal menos va sufrir y nosotros también como cuidadores del gato.

Para ello hay que sujetar al gato con una mano y con la otra poner el termómetro debajo de la axila. Hay que evitar que el gato se mueva ya se perdería la medición.

Tomar la temperatura en las orejas de tu gato

Para tomar la temperatura corporal de tu felino desde las orejas tienes que sujetas muy bien a tu gato, especialmente de la cabeza y posteriormente introducir el termómetro dentro de la cavidad de la oreja. CUIDADO!! No tienes que apretar simplemente introducir. En caso de apretar podrías llegar a hacer mucho daño a tu gato.

Tomar la temperatura en el recto del gato

Para ello hay que lubricar el termómetro con lubricante o vaselina. Una vez lubricado entre dos personas hay que estirar al gato dejando el culo fuera. Una persona con una toalla pequeña debería sujeta el gato y la otra con cuidado introducir el termómetro unos dos centímetros de forma suave. Si el termómetro es digital hay que dejar el termómetro hasta que suene la señal, si es de mercurio hay que esperar entre dos y tres minutos.

 

Comentarios