¿Cómo saber si mi gato es sordo? Trucos para detectar si un gato está sordo o pasa de ti

¿Cómo saber si mi gato es sordo? Trucos para detectar si un gato está sordo o pasa de ti | Hora Gatuna

El gato es un maravilloso animal que es muy cariñoso pero que puede llegar a ser muy irreverente. No siempre es fácil de entender cuando estamos frente a un gato sordo respecto a un gato que pasa de todo.

El problema de la sordera no siempre está ligado a un hecho genético. Una sordera puede ser producida por un accidente, por cuestiones de edad o causado por alguna enfermedad.

En cualquier caso si crees que tu gato está empezando a sordear es importante que se lo comuniques a tu veterinario para tratar de hace la vida de tu gato lo más confortable posible.

¿Los gatos blancos son sordos?

Por ejemplo, los gatos blancos tienen una fuerte predisposición a la sordera, porque esta condición está relacionada con el gen W, que es lo que hace que su pelo sea de este color.

La mayoría de los gatos no nacen sordos

Cabe destacar que la condición de sordera puede no ser atribuible al nacimiento, sino que se produce más tarde

Si el gato naciera sordo, no sentiría la falta de este sentido, sino que por el contrario agudizaría todos los demás sentidos para compensar la falta de audición.

¿Qué sucede con las gatos que se quedan sordos?

Si el gato, por el contrario, pierde su audición más tarde, pasará por un período muy difícil y su nerviosismo se agudizará porque su cuerpo tendrá que empezar a acostumbrarse a no oír.

Comenzará un período de agitación en el que no debemos perder la paciencia frente a un gato desorientado. Demos un paso atrás:

Trucos para saber si un gato es sordo

Hacer ruido

Es sabido que a los gatos le aterrorizan los ruidos. Si haces un ruido fuerte, intenso y corto el gato reaccionará. Bastará con una palmada, un golpe de una puerta o similar.

Tiene que ser un golpe seco y que el gato pueda escuchar con facilidad. Todo lo que sea un imprevisto el gato va a reaccionar. Los gatos no saben no reaccionar antes ruidos inesperados.

Si el gato se queda quieto y tranquilo, significa que tiene problemas de audición.

No camina bien

Los problemas de audición puede hacer que un gato pueda tambalearse al andar. Es importante analizar sus andares y comprobar su progreso.

Maullidos fuertes

Si nuestro gatito maúlla muy fuerte, es posible que no pueda oírse a sí mismo y agudice su voz.

Ante esto no hace falta que le lleves comida pensando que tiene hambre. Simplemente no puede escucharse y por eso maulla tan fuerte. Seguramente no tenga hambre.

Llámalo en voz alta

A veces un gatito no nos escucha por pura fuerza, pero si esto sucede todos los días y con todas las personas que se dirigen a él, significa que tiene problemas de audición.

No está delante de la puerta esperándonos cuando llegamos a casa

Aunque el gato no parezca más que un mimado, la mayoría de veces tiene un vínculo con su cuidador o con los miembros humanos de la familia.

Si tu gato cuando llegas a casa no va corriendo hacía la puerta, significa que hay algo mal. Podemos intentar hacer ruido con las llaves para educarlo a venir a la puerta cuando llegas a casa.

Aunque este sistema no es del todo fiable, pues no todos los gatos salen corriendo hacia la puerta para esperar a que entre algún miembro de la casa.

Si al menos 3 de los 5 puntos son verdaderos, significa que nuestro gatito probablemente tiene problemas de audición. No te desesperes y ve al veterinario para que te haga un chequeo. Él será quien decida la patología de nuestro pequeño peludo.

Comentarios