Cómo y cuándo separar a mamá gata de sus crias y evitar sufrimiento

Cómo y cuándo separar a mamá gata de sus crias y evitar sufrimiento | Hora Gatuna

Todos los cachorros, de todas las especies, necesitan el cuidado de su madre en el primer período de su vida y los gatitos no son una excepción. Es fundamental entender, si se quiere adoptar un cachorro o un gatito, cuando es el momento adecuado para separar a la cría del cuidado de la madre.

Este proceso puede generar cierto sufrimiento a ambas partes. Tanto al hijo como a la madre y pese a que sean gatitos o crías pequeñas tienen conciencia y van a echar en falta a su mamá.

Los criadores de gatos son responsables de dar los gatitos a sus nuevas familias alrededor de la duodécima semana. Hacerlo antes puede suponer incrementar el sufrimiento de ambas partes.

Un gatito de menos de 12 semanas no está completamente destetado y socializado, y aunque tendemos a pensar que «cuanto más joven mejor» y que un gatito mayor no será capaz de formar lazos con su nueva familia, esto no es en absoluto cierto.

Los gatos no son animales de carga, y son capaces de formar lazos con los humanos a todas las edades, incluso cuando son mayores.

¿Qué pasa si separamos a un gatito de su madre demasiado pronto?

Un gatito, separado demasiado pronto de su madre y hermanos, puede no aprender a vincularse adecuadamente. Las semanas entre la sexta y la duodécima son un período muy importante para el desarrollo mental y emocional del gatito.

Es durante este período que el gatito aprende el «lenguaje felino», aprende a socializar apropiadamente con su madre y hermanos, aprende a confiar en los humanos y desarrolla la habilidad de lidiar con el mundo exterior por su propia cuenta.

La eliminación de las reacciones de miedo injustificado, la disposición a reaccionar ante los peligros, la selección de comportamientos útiles para la comunicación, en definitiva, el pleno desarrollo de la coordinación que el gatito realiza entre la décima y la undécima semana.

¿Cuál es la edad adecuada para que un gato sea separado de su madre?

A la edad de 12 semanas, el vínculo madre-gato comienza a romperse de forma natural; un gatito separado de su madre y hermanos antes de que este proceso se complete puede tener problemas de por vida para interactuar con otros gatos.

Este gatito que se separa prematuramente de su madre y sus hermanos puede no ser capaz de formar vínculos emocionales normales con los humanos, puede ser temeroso, escurridizo o tímido y desarrollar apegos inapropiados a las cosas y objetos.

A veces los gatitos que no han estado con sus madres el tiempo suficiente son absolutamente inseguros y se convierten en gatos temerosos que casi siempre están escondidos.

Además si no han tenido el tiempo de juego necesario con sus hermanos pueden desarrollar problemas de comportamiento como agresión y dificultades de aprendizaje. Por lo tanto, sólo después de la duodécima semana es posible separar al gatito de su madre.

Comentarios