Mi gato no quiere comer ¿Qué le pasa?

Mi gato no quiere comer ¿Qué le pasa? | Hora Gatuna

Si has detectado que tu gato ha dejado de comer haces bien informándote ya que es importante que tu gato ingiera la dosis de alimento necesaria para poder estar sano y tener un vida normal.

Hay muchos motivos que pueden llevar a tu gato a no comer. Vamos a listarlos y a tratar de sugerir soluciones para que tu gato vuelva a comer con normalidad.

Motivos por los cuales un gato deja de comer

Hay varios motivos los más comunes son los tres que te vamos a comentar ahora aunque no son los únicos problemas que pueden estar afectando a tu gato a la hora de comer.

Estrés

Los gatos suelen dejar de comer durante unas horas o incluso algún día si ha sufrido de mucho estrés. Una mudanza, un viaje, un episodio traumático, etc.

Este tipo de cosas los gatos no las toleran bien y necesitan de su tiempo para adaptarse a la nueva situación o para asimilar lo vivido. Una vez ellos hayan realizado su proceso interno de curación volverán a comer con normalidad.

La comida no le gusta

Si has comprado otro tipo de comida o comida de otra marca puede que lo noten y no les guste y no la quieran comer. Los gatos son animales de costumbres y no tienen problema en comer siempre lo mismo. Además los piensos para gato ya incorporan todo lo que un gato necesita.

El plato no está en un lugar adequado

Otro motivo por el cual tu gato deja de comer puede ser la ubicación del plato. Por norma general platos de comida al lado del arenero no les suelen gustar. Cerca de la lavadora y/o lavaplatos tampoco es una buena opción pues el ruido y las vibraciones que generan estos electrodomésticos les genera mucha incomodidad.

Problemas de salud

Si ninguno de los problemas que te hemos comentado aplican a tu gato quiere decir que estamos delante de un problema más grave y que puede requerir de ayuda de un experto veterinario.

Bolas de pelo en el estómago

Si tu gato en algún momento ha vomitado bolas de pelo podríamos estar delante de este problema. Sería el más fácil de detectar. Además si no cepillas a tu gato con regularidad es un problema que podría estar sufriendo tu gato.

Ponle solución de forma rápida. Además no es difícil. tan solo tienes que cepillar a tu gato una vez cada dos o tres días durante cinco minutos. No te va a llevar más tiempo.

Dolor bucal

Otro motivo puede estar sufriendo tu gato es un problema bucal. Podría tener alguna infección bucal como gingivitis o que le estén creciendo los dientes y tenga mucho dolor.

Es importante si no has detectado ningún motivo anterior a este que acudas a tu veterinario para tratar de solucionar el problema.

Intoxicación

Es el problema más grave que puede estar sufriendo tu gato. Quizás ha sido envenenado de forma involuntaria o voluntaria. Puede haber ingerido alguna planta o cualquier cosa que le haya sentado mal y puede estar con dolor en la tripa.

Lo mejor es acudir al veterinario para que trate de averiguar el problema y ofrecerle a tu gato la mejor solución y el mejor de los cuidados.

Importante. Si no has detectado que tu gato pueda estar sufriendo uno de los tres primeros problemas trata de acudir con urgencia al veterinario pues podría tener algún problema de salud.

Comentarios