Mi gato me huele la cara ¿Qué significa?

Mi gato me huele la cara ¿Qué significa? | Hora Gatuna

Un gato huele la cara, nariz y/o boca de humano porque lo ama. Este es uno de los muchos gestos que tienen los gatos para decirle a su cuidador que le quiere. El gesto de oler la cara de un humano es algo muy normal dentro del lenguaje no verbal de un gato con un humano.

Si alguna vez te has tumbado en el sofá y de repente tu gato ha venido y ha empezado a olfatearte la cara, deberías alegrarte, pues es un acto de cariño que tiene tu gato hacía ti.

Ahora que entiendes el significado quizás sea bueno hacerse la siguiente pregunta de cual es motivo que lleva a gato a actuar de forma tan rara.

Todo reside en la comprensión del lenguaje corporal del gato, que comunica sus emociones y sentimientos a su manera.

Un gato se expresa ronroneando, lamiendo su pelo, mostrando su vientre y de mil maneras más que simplemente tenemos que interpretar.

De una cosa podemos estar seguros, un gato que huele la cara de su humano quiere expresar cercanía y afecto.

Los gatos tienen un sentido del olfato excepcional y lo usan mucho más que los humanos.

Una sola cifra es suficiente para comprender lo poderoso que es: en las personas hay 5 millones de receptores olfativos mientras que en los gatos hay 67 millones. ¡Realmente impresionante!

Si nos limitamos a oler el aroma de un plato o una flor con la nariz, el gatito utiliza su increíble sentido del olfato para obtener información sobre el entorno que le rodea.

Cuando, por ejemplo, los gatos permanecen con la boca abierta, estamos asistiendo a un momento particular en el que perciben un olor que les resulta particularmente interesante pero que no conocen.

Esta es la llamada mueca de Flehmen – también conocida como sonrisa, reacción o posición de Flehmen – que permite al gatito analizar a fondo el olor que está oliendo.

Cuando tu gato te olfatea la cara no sólo está tratando de obtener información, hay mucho más por descubrir.

Olfatear la cara es una forma de interactuar con su cuidador y es uno de los muchos signos del lenguaje afectivo del gatito.

Observando muchos gatos que viven juntos podemos ver como este comportamiento es completamente normal.

En efecto, los gatos no sólo se olfatean la cara, sino que también lo hacen con la boca e incluso se olfatean el trasero.

Todos estos son comportamientos instintivos del gato que de manera completamente natural expresa su sentimiento de ser parte de una familia.

El gato se siente cómodo y seguro con los otros gatos (o personas) a su alrededor y está comunicando esta sensación positiva.

Tal gesto, en resumen, nos dice que el gato nos considera sus iguales y que vive nuestra relación con extrema confianza y tranquilidad.

Pequeños gestos de amor

Hay muchas maneras en un gato interactúa con humanos desde el corazón, así que no debe sorprender que el gato le lama la cara, ¡está diciendo que nos ama!

Además de lamerse la cara, no es raro que interactúe con nosotros tocándonos con su pata, también es una forma de atraer nuestra atención.

Un gesto íntimo como el ronroneo, el más «famoso», o que hace cuando, por ejemplo, lo acariciamos y se excita positivamente.

Y luego está cuando se sienta en nuestro vientre y comienza a «amasar» con sus patas (y a menudo lo hace en lugares improbables).

Este comportamiento tiene orígenes distantes y se refiere a la relación entre el gatito y su madre.

Cuando son muy jóvenes, de hecho, los gatos hacen estas pequeñas presiones sobre la ubre de su madre para sacar más leche y poder alimentarse.

Al asociar este momento con sensaciones positivas de amor, felicidad y saciedad, es natural que también lo reproduzcan idealmente con su cuidador que tanto quiere.

Comentarios