A mi gato no le gusta el transportín

Meter a tu gato dentro del transportín puede ser complicado y más si tienes prisas y no está habituado a él. Te contamos como hacerlo sin que sufra.

A mi gato no le gusta el transportín | Hora Gatuna

¿Tienes que llevar a tu gato al veterinario o realizar un traslado y tu gato tiene problemas con el transportín? No te preocupes, es normal. Muchos gatitos al igual que el tuyo tienen este problema.

Hay varias formas para hacer que tu gato entre y este cómodo en el transportín. Como medida de urgencia te proponemos lo siguiente:

Así es como debes hacer para que tu gato entre en el transportín

Entra el gato de culo. De esta forma tu gato no verá que está siendo introducido en el transportín y no podrá oponerse ya que las patas traseras ya estarán dentro y con las patas delanteras no va a poder hacer palanca para no entrar. Fácil, ¿Verdad?

Seguramente ahora mismo te estarás preguntando. ¿Cómo no se me ha ocurrido antes?. Da igual, pruébalo y verás como es mucho más fácil.

Deja que el gato haga suyo el transportín

Ahora bien, si no tienes que trasladar ahora mismo a tu gato edúcalo, dale su tiempo para conocer el transportín y verás como en las siguientes ocasiones no tienes tanto problemas para que entre dentro.

Para ello hay que educar a tu gato para que usar el transportín no sea un problema. Para ello si compras un transportín hay que dejarlo en casa con una manta suya y dejar que el gato pueda entrar libremente durante unos días. Es más. Si el gato puede acceder de forma libre al transportín mejor que mejor.

De esta forma el gato poco a poco se irá haciendo a ese espacio y va a entender que eso es suyo. Si él sabe que esa caja es suya nunca más vas a tener problemas ya que el gato va a estar relajado en un sitio que es suyo.

Comentarios