Mi gato respira muy rapido ¿Qué le pasa y qué puedo hacer?

Mi gato respira muy rapido ¿Qué le pasa y qué puedo hacer? | Hora Gatuna

¿Ha notado que tu gato respira rápidamente mientras duerme? Si su gato respira rápidamente, podría ser un signo de que algo no va bien.

Estos problemas podrían ir desde el estrés hasta enfermedades cardíacas. Los gatos suelen ser muy sutiles a la hora de mostrar a sus cuidadores signos de enfermedad, por lo que éstos deben estar especialmente atentos para notar síntomas como la respiración rápida o acelerada de un gato.

¿Como es la respiración normal (frecuencia respiratoria) en un gato?

Lo primero de todo es medir la frecuencia respiratoria en reposo de un gato. Para ello tienes que contar el número de respiraciones que el gato hace durante el sueño. Una respiración consiste en la subida (exhalación) y bajada (exhalación) del pecho del gato.

Puedes ayudarte de tu smartphone para cronometrar 30 segundos. Durante estos 30 segundos tienes que contar el número de respiraciones que hace tu gato y multiplicar x2 para obtener el número de respiraciones en un minuto. Recuerda que debes hacer esto en un momento en el que el gato está tranquilo y/o durmiendo.

La respiración normal de un gato va de las 15 a 30 respiraciones por minuto en reposo. Es decir descansando y/o duermiendo. Todo lo que esté por encima o por debajo son indicadores de que algo no va bien.

En reposo un gato debería estar entre 15 y 30 respiraciones por minuto.

La respiración debe incluir pequeños movimientos del pecho, si los lados de su gato se mueven mucho, esto puede indicar una respiración dificultosa.

Presta atención a si la respiración de tu gato es anormal. Esto significa que es inusualmente lento, rápido o ruidoso (tiene un sonido alto, áspero o sibilante) o que su gato tiene dificultades para respirar.

¿Qué significa la respiración rápida en los gatos?

Cuando se mide la frecuencia respiratoria de un gato, la respiración rápida se define como cualquier cosa que esté por encima de las 15-30 respiraciones normales por minuto.

La respiración rápida (taquipnea) es una condición grave y peligrosa para la vida en la que un gato.

Tu gato podría estar respirando rápido o acelerado debido a una disfunción del sistema respiratorio y/o al agotamiento del oxígeno.

Un gato que está caliente, estresado o activo puede mostrar una respiración rápida, pero esto debería disminuir después de unos minutos. Si la respiración no disminuye o empeora, es un síntoma de una afección grave que debe ser abordado inmediatamente por un veterinario.

Síntomas de la respiración rápida en los gatos

Contar las respiraciones de su gato puede ayudar a indicar que su gato respira rápido, pero también hay muchos otros signos que pueden ocurrir progresivamente con el tiempo o de aparición repentina. Cualquier dificultad para respirar es una emergencia médica y requiere atención veterinaria urgente.

  • El estómago o el pecho sube y baja rápidamente
  • Respiración con la boca abierta (jadeo)
  • Tos
  • Amordazamiento
  • Respirar con los codos que sobresalen del cuerpo
  • Respiración ruidosa
  • Letargo / fatiga
  • Color azul en las encías
  • Dificultad para respirar
  • Intolerancia al ejercicio / reticencia a moverse

Causas de la respiración rápida en los gatos

La respiración rápida en los gatos es un síntoma de una variedad de enfermedades y lesiones y debe ser evaluada inmediatamente por su veterinario.

Algunas posibles causas incluyen:

  • Alergias
  • Anemia
  • La angustia emocional
  • Esfuerzo
  • Enfermedad cardíaca
  • Calor
  • Dolor
  • Derrame pleural (acumulación anormal de líquido dentro de la cavidad torácica)
  • Edema pulmonar (los pulmones se llenan de líquido)
  • Objetos extraños alojados en la tráquea u otras obstrucciones de las vías respiratorias
  • Infecciones respiratorias
  • Traumatismo, exposición a toxinas o lesiones
  • Tumores en el pecho o la garganta

Si tu gato respira muy acelerado deberías acudir al veterinario

El veterinario realizará un examen observando cómo respira tu gato, escuchando su pecho para detectar evidencias o anomalías como un soplo cardíaco o líquido en los pulmones, comprobará el color de las encías de tu gatos para indicar si el oxígeno se está suministrando eficazmente a los órganos, así como un examen completo de todo el cuerpo.

Lo más probable es que su veterinario realice análisis de sangre para comprobar las condiciones patológicas subyacentes y tome radiografías y/o ultrasonidos para examinar los pulmones y el corazón.

Tratamiento de la respiración rápida en gatos

La respiración rápida es un síntoma de un problema médico subyacente y el tratamiento varía según la gravedad de la afección y el diagnóstico.

Si tu gato tiene dificultades para respirar, su veterinario o un técnico veterinario puede llevarlo al área de tratamiento inmediatamente después de su llegada para estabilizarlo.

Esto puede incluir el suministro de oxígeno, la colocación de un catéter EV para la administración intravenosa de medicamentos y líquidos de emergencia.

Si hay un derrame pleural, se realizará una toracocentesis para extraer el líquido del tórax, lo que mejorará la respiración y proporcionará al veterinario una muestra de líquido para su análisis.

Si la enfermedad cardíaca es un problema, una vez que el gato se estabilice, se realizarán radiografías y un ecocardiograma del corazón para evaluar el tamaño y la función del corazón. Se prescribirán antibióticos y antiinflamatorios si hay una enfermedad infecciosa o inflamatoria.

Recuerda que si cree que tu gato muestra una respiración rápida, en la mayoría de los casos es una emergencia.

En caso de que tu gato muestre una respiración rápida que se resuelve después de unos minutos deberías lleve un diario con detalles que incluyan cuánto tiempo duró, lo que sucedió antes y después, y la fecha para compartir con su veterinario. Esto ayudará a su veterinario a reducir las posibles causas y reconocer los posibles desencadenantes.

Comentarios