Mi gato saca mucho la lengua. ¿Es normal?

¿Por qué el gato saca la lengua? Puede ser normal o un síntoma de una patología más o menos grave. Descubramos las causas de esta actitud

Mi gato saca mucho la lengua. ¿Es normal? | Hora Gatuna

Puede ser que veas a gatos con la lengua fuera, en algunos casos es un comportamiento totalmente normal. Incluso los gatos sacan la lengua un poco, no es algo tan exagerado como es en los perros.

Alguna vez los gatos piensan demasiado y ni siquiera se dan cuenta de que estan sacando la lengua su boca.

¿Pero es esto normal o no?

En primer lugar, tienes que entender que la lengua es algo vital para tu gato. Le ayuda a comer, a mantenerse limpio y a mantener un buen estado de higiene y salud.

A diferencia de la lengua de un humano  que es lisa, la lengua del gato es bastante áspera y tiene papilas cónicas en la superficie, similares a espinas, que actúan como un «peine» para el pelo del gato.

Normalmente un gato mantiene su lengua dentro de su boca, pero de vez en cuando puede sacarla.

Hay gatos con tics

Puede ser normal, especialmente en los casos que siempre han tenido este comportamiento. Hay gatos que tienen este comportamiento prácticamente desde que eran un bebé.

Lo importante es vigilar los hábitos de su gato y consultar al veterinario si su comportamiento cambia.

Lo que si no sería nromal es que su lengua sobresalga y además tenga alguno de estos otros síntomas.

Veamos juntos las posibles razones de que esta lengua sobresalga en los felinos.

Relajación extrema

A veces los felinos se quedan con la lengua fuera de la boca mientras duermen. Su boca está relajada y ligeramente abierta y en este caso la actitud tomada es absolutamente normal, no hay necesidad de preocuparse!

El gato se queda empanado mientras se limpia

Los gatos domésticos pasan casi un tercio de sus vidas lamiendo su piel, lavando y quitando el pelo muerto. Puede suceder que se detengan y por unos segundos se olviden de guardar la lengua dentro de la boca. De nuevo, no hay nada de qué preocuparse.

Miedo y estrés

Los gatos pueden tener la lengua afuera cuando experimentan situaciones estresantes o cuando tienen miedo. Algunos gatos, por ejemplo, sufren de mareos, un tipo de mareo que experimentan durante el transporte.

En este caso, el gato puede experimentar miedo a un entorno desconocido, tener un desequilibrio en el oído interno que le hace girar la cabeza se mueve, o incluso tener un recuerdo traumático de una mala experiencia pasada. Los síntomas son lengua afuera, babeo y falta de aliento.

En el caso del transporte tenemos el siguiente enlace con consejos para que tu gato pueda viajar en coche de forma más confortable.

Insolación

Si es verano y tu gato se queda en un coche caliente o se expone a un calor excesivo sin agua disponible, podría sufrir un golpe de calor.

A pesar de su excelente tolerancia a las altas temperaturas, los gatos también sufren de calor y pueden empezar a jadear con la lengua colgando.

Los signos de insolación también incluyen babeo, un color rojo brillante en la lengua y falta de equilibrio.

Síntoma de envenenamiento

Cuando tu gatito entra en contacto con pesticidas, limpiadores domésticos o animales envenenados o ha comido alguna planta venenosa para gatos es propenso a experimentar alternaciones en su cuerpo.

Además de la salida de la lengua, útil en estos casos para liberar la boca del agente irritante, existe la presencia de un exceso de baba, vómitos, mareos o dificultad para respirar. Se recomienda el contacto inmediato con el veterinario.

Signos de demencia

Especialmente en los gatos más viejos, la incapacidad de mantener la lengua dentro de la boca puede ser un signo de demencia.

Varios problemas de salud

Si un gato mantiene constantemente la lengua fuera, es probable que no pueda cerrar la boca debido a la presencia de masas o cuerpos extraños en su boca.

Quizás podría ser la falta de espacio lo que hace que la lengua sobresalga: gran parte de la boca está ocupada por un nuevo crecimiento o algo atascado en ella. Otros síntomas asociados deben ser la debilidad, la sialorrea y la halitosis y es mejor buscar el consejo de un veterinario.

El gato también puede estar en un estado de hipoxia. El gatito, a diferencia del perro, nunca respira con la boca abierta y si respira mal, con la lengua fuera y jadeando, puede no ser capaz de respirar y oxigenarse adecuadamente por alguna razón.

Incluso una simple picadura de insecto que provoque un choque anafiláctico, o el hecho de llevar o manipular un gato fácilmente estresado es suficiente para desencadenar este tipo de reacción.

Problemas bucodentales

También podría haber enfermedad periodontal, que es una causa común de que los gatos babeen y mantengan la lengua afuera. De hecho, los felinos pueden desarrollar gingivitis y periodontitis, infecciones bacterianas debidas a una higiene dental inadecuada. O puede ser un problema de caries o dientes astillados, lo que provoca una dolorosa inflamación en la boca de su gatito.

Si no se tratan adecuadamente, los problemas dentales pueden agravarse y provocar una estomatitis felina. Se pueden formar úlceras dolorosas en las encías, la lengua y la garganta. Los síntomas de la estomatitis en el gato también incluyen babeo excesivo, incapacidad para limpiar el pelaje o comer, para cerrar la boca jadeando con la lengua afuera.

¿Soluciones al problema?

Si la lengua de tu gato ha estado saliendo de su boca desde que era un gatito, es un hábito propio y puede considerarse normal. Puede ser útil informar de ello a su veterinario, que se encargará de mantener la boca bajo control de vez en cuando.

Si, por el contrario, tu gatito tiene la lengua fuera de repente, sin haberlo hecho antes, el consejo es siempre llevarlo al veterinario para una consulta: no es seguro que haya una patología detrás de ello, pero siempre es mejor hacer que le revisen la boca.

Si hay un cuerpo extraño atascado, bastará con retirarlo para resolver la situación. Si el gato no respira bien y tiene la lengua afuera, también se recomienda la intervención de su veterinario.

Comentarios