Lenguaje no verbal de un gato

Lenguaje no verbal de un gato | Hora Gatuna

Los gatos no hablan con palabras, sin embargo eso no quiere decir que los gatos no sepan comunicarse. Entre ellos se comunican muy bien y con los humanos también lo saben hacer. El problema es si nosotros, los humanos somos capaces de entender o no lo que nuestro gato nos está intentando decir.

Para ello tenemos que mirar tanto las pupilas del gato como la cola del gato como el cuerpo de gato. Estas son las tres partes fundamentales a la hora de poder saber que no está intentando decir nuestro gato.

Las pupilas en los gatos

Las pupilas de un gato pueden estar normal, es decir pequeñitas o dilatadas, es decir muy grandes y negras. Ahí el gato nos está hablando. Está poco receptivo, esta cercano a ponerse agresivo si no lo está ya. Así que si tu gato tiene las pupilas dilatadas ves con cuidado.

La cola en los gatos

La cola de un gato es el elemento más importante para llegar a entender el estado de ánimo del gato o las emociones que recorren su cuerpo. Si conoces las emociones que está sintiendo tu gato en cada momento va a resultar mucho más fácil tratarlo y darle los cuidados que se merece.

El cuerpo del gato para comunicar

La última parte y quizás una de las más importantes junto a la cola es el cuerpo del gato. Por ejemplo si tu gato se pone panza arriba quiere decir que está cómodo y confortable. Tiene ganas de jugar y te tiene confianza. Por contra si estando a cuatro patas dobla su cuerpo está en modo agresivo.

Comentarios