¿Puede un gato comer comida de perro?

¿Puede un gato comer comida de perro? | Hora Gatuna

Si en tu casa conviven un perro y un gato seguramente te habrá pasado que el gato come comida del perro y el perro come comida del gato y seguramente te estarás preguntando si pueden los gatos comer comida para perros.

Ahora bien. Para responder la pregunta hay que tener claro un concepto. Una cosa es que un gato coma comida de perro de forma eventual y totalmente puntual y otra es que la dieta de tu gato se componga a base de comida de perros.

¿Qué sucede si un gato come comida de perro de forma puntual?

Realmente no pasa absolutamente nada. No deberías preocuparte si tu gato por error ha ingerido comida de perro.

Un gato puede comer comida de perro y en teoría no debería tener ningún síntoma negativo en su cuerpo. Quizás podría ir de vientre un poco distinto pero poco más que esto.

Otra cosa es lo bien o mal alimentado que tu gato haya podido quedar. Y por bien alimentado entendemos si ha ingerido los nutrientes que le hacen falta para poder vivir y/o permanecer sano.

¿Qué sucede si un gato come comida de perro de forma habitual?

En primer lugar es bueno señalar que si hay alimentos específicos para cada tipo de animal. Los gatos necesitan ingerir ciertas sustancias para sentirse bien y para estar sanos. Estas substancias no son las mismas que las de los perros.

Por ejemplo, los perros, son capaces de producir taurina por sí mismos y necesitan una dieta rica en carbohidratos, así como en proteínas.

Ahora bien, si tu gato esa comiendo comida para perros de forma habitual a medio/largo plazo van a empezar a presentarse los primeros problemas.

Si permites que sus gatos coman comida para perros durante mucho tiempo, puede provocarles muchos problemas de salud, especialmente con su pelo y su vista. En los casos más graves, las gatos podrían incluso llegar a perder la vista.

Por lo tanto, si tienes un gato y un perro en su casa, debes ir con mucho cuidado. Puedes mantenerlos separados a la hora de la comida y no permitir que ninguno se acerque al tazón del otro.

La comida es muy importante para la salud de tus amigos de cuatro patas y por lo tanto debemos tratar siempre de asegurarnos de que coman la mejor comida para estar sanos y fuertes.

Por lo tanto tienes que entender que una cosa es comer y la otra es alimentarse. Un gato puede comer comida de perro pero NO puede alimentarse de comida de perro.

Comentarios