Frutas que pueden comer los gatos

Frutas que pueden comer los gatos | Hora Gatuna

Desde pequeños, nuestras madres o abuelas siempre nos decían: «¡Come fruta, es buena para ti!». De hecho, la fruta, junto con las verduras, son indispensables para nuestro bienestar y salud física, para los gatos también lo es con moderación y teniendo en cuenta que no todas las frutas son buenas para nuestro gato.

Los gatos son animales carnívoros y por lo tanto necesitan proteínas para llevar una vida sana y, ciertamente, cuando salen de casa para ir de caza, no devuelven los frutos del árbol del vecino. Sin embargo, compartir unas pocas piezas de fruta con su gatito no le hará ningún daño, al contrario.

Los gatos pueden comer fruta y verdura… ¡con moderación! Las fibras contenidas en la fruta, de hecho, ayudan a la digestión y reducen el estreñimiento de tu gato, pero comer grandes cantidades puede tener un efecto laxante. Comienza con unos pocos trozos pequeños y ves incrementando poco a poco las cantidades sin que lleguen a ser excesivas.

¿Qué cantidad de fruta le puedo dar a un gato?

Recuerda que tienes un tamaño quizás 30 veces superior al de tu gato y que si para ti una manzana es saciante imaginate lo que puede ser para tu gato comer una manzana entera.

Moderate en el momento de darle fruta a tu gato. Hazo con cuidado y con porciones pequeñas. Además recuerda que mucha fruta puede ser negativa para tu gato ya que puede tener problemas intestinales.

Recuerda eso que antes de darle una pieza de fruta a tu gato tienes que estar bien limpia. Así que recuerda que siempre tienes que lavar la fruta para eliminar los residuos de sustancias potencialmente tóxicas como los pesticidas.

¿Pero qué frutas puedes dar a los gatos?

Manzanas

Las manzanas son muy buenas para nuestros gatos: son una buena fuente de fibra y también proporcionan valiosos fitonutrientes que ayudan a regular la glucemia.

Sin embargo, evita darle a tu gato semillas de manzana ya que contienen cianuro, una sustancia venenosa no sólo para los gatos, sino también para otros animales y humanos.

Plátanos

Los plátanos son ricos en vitamina B6, manganeso, vitamina C, potasio y muchos otros nutrientes muy importantes para los gatos. La vitamina B6 es esencial para jugar en la absorción de las proteínas, el manganeso para procesar las proteínas mientras que el potasio es necesario para las enzimas, los músculos y los nervios del gato.

Peras

Los gatos pueden comer pera. Además las peras contienen mucha fibra y son ricas en cobre, pero también pueden proporcionar vitamina K y otros fitonutrientes importantes.

Incluso para las peras, evita darle a tus gatos las semillas, ya que éstas también son tóxicas y venenosas.

En verano melón y sandía

El melón y la sandía también van a ser frutas del agrado de tu gato. Eso sí recuerda quitar las pepitas tanto del melón como de la sandía. No van a resultar buenas para la digestión de tu gato.

Más frutas permitidas para tu gato

Incluso los arándanos, los melocotones y las fresas, siempre en pequeñas cantidades, son frutas adecuadas para alimentar a nuestros queridos felinos.

¿Cuáles son las frutas que hay que evitar?

Los cítricos deben evitarse porque su contenido ácido podría alterar las funciones digestivas del estómago de su querido gato. Por ejemplo. Naranjas, mandarinas, lima, pomelo, piña, mora, etc. Son frutas que tu gato no puede y no debe ingerir para el bien de su intestino.

No pueden comer uvas y pasas ya que son tóxicas para los gatos y pueden causar insuficiencia renal.

Los aguacates también deben evitarse porque contienen una toxina, llamada Persina, que puede causar efectos adversos en el sistema de gestión, como vómitos, diarrea y reducción de la producción de heces.

Si tu gatito es un gourmet, poco exigente y abierto a explorar nuevos sabores, puedes, en pequeñas cantidades, integrar su dieta con fruta fresca. Como siempre, para cualquier duda o información puedes contactar con tu veterinario… ¡él siempre sabrá cómo darte el mejor consejo!

Comentarios